Rajoy estaba cansado

Rajoy estaba cansado, por eso no pudo acudir a la segunda jornada del debate sobre el estado del chisme roto.
En España hay 4,6 millones de parados que comprenden a Rajoy, que lo acunan, que le limpian las cacas y los moquitos sollozones.
Porque los 4,6 millones de parados sabemos lo cansado que es no hacer nada, no decir nada, no contar nada, no ver nada, no soñar nada, no recordar nada, no sufrir nada, no llorar nada, no reír nada, no ser nadie.
Convertirse en tierra, en humo, en sombra, en parado.
La cama cansa más que el ladrillo, las horas muertas envejecen más, la rabia tenue duele más que el grito.
Zapatero también debe estar cansado, porque es cansadísimo cambiar de color, y sobre todo al revés, que de vergüenza uno se debe poner rojo, no azul, como se pone él, dispuesto a sacrificarse a sí mismo reduciendo prestaciones sociales, recortando salarios, apretándonos el cinturón al cuello y, sin embargo, repartiendo limosnas a las puertas de los bancos como el mendigo inverso en que se ha convertido.
Por lo menos, Zapatero sí acudió al segundo día del debate sobre el estado del espejismo roto, que trae siete años de mala suerte para todos menos para las brujas y para los banqueros.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Larissa no da la risa

Muchachita de las bragas de cuché, pechos de Jabulani inflado por Eolo, belleza sin biografía hoy para siempre manchada, tu corazón vendido a las revistas del coño, musa de nadie, tonta, quién te manda, quién te ha hecho tanto daño, los desnudos y los muertos, tu desnudo ya está muerto, ¿no te das cuenta?
Larissa Riquelme va bajando el precio de su cuerpo, porque hay crisis, y sueña, vaya sueño, con que la contrate en portada una revista pajillera, haciendo las cuentas de la lechera con sus tetas operadas y yermas de calostro, convirtiendo en carnaza su cuerpo delgado, puta epidérmica, niña triste a la que le han robado la niñez como al Lorca del poema, aquel “niño abandonado en cuento que se perdió”.
Me da pena Larissa, tanta que hasta evito el chiste fácil de decir que da la risa. Esta paraguayita ha perdido ya la posibilidad de ser algún día una mujer, hoy, en este siglo casi futuro en el que las pancartas manifestonas ocultan púdicas los pechos de tantas mujeres que quieren ser iguales, que gritan para que ninguna mujer tenga ya que ser nunca Larissa, ni puta, ni golpeada, ni violada, ni malpagá.
Los periódicos se ríen de ti sin ocultar su avidez por ver tu desnudo, uno más, tan uno más que pronto será uno menos, Mesalina a pie de campo, tú, que quizá hubieras sido más feliz paseando por un parque, bebiendo té en un velador de Castellana, explícanos por qué.
A veces imagino que, al final, Larissa se vestirá un cuello cisne y se desmaquillará, y tras su belleza limpia desvelará ante las cámaras del mundo que todo ha sido un montaje, un juego cabrón para ridiculizar a todos aquellos que, entre carcajadas babeantes, se han dejado engañar y han colgado en sus respetabilísimos medios tus pechos pugnaces y osados de libertad guiando al pueblo, a los que te han dado titulares sólo por tener tetas enormes de madre multípara de estadios, a los plumíferos rijosos, a los malos folladores que te convierten en pesadilla erótica, a los tontos, a los necios, a los latin lover de barra americana de los que, como tú has demostrado, está plagada nuestra prensa.
Pero no me vas a conceder esa gracia última, ¿verdad, belle dame sans merci? Mejor que no. Serías, entonces, ya demasiado hermosa. Y eso no te lo perdonaría ni yo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Sara Carbonero y Rajoy

Dice Rajoy que si España No se clasifica esta noche, No será por culpa de Sara Carbonero. Salvo para la guerra, Rajoy se está convirtiendo en el maestro del NO. De hecho, la única cosa en la que ha estado de acuerdo con ZP es en la No-subida de la luz. Si sigue en este plan, va a presidir un GobierNO. Y lo de Sara Carbonero es discutible. Esa compañera periodista tiene cara de ser culpable de muchas cosas. He conocido a varias así. Y NO las he olvidado.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La cruz

Dicen los obispos que prohibir la cruz en los ámbitos públicos “atentaría contra la tradición cultural española”. ¿Qué hubiera sucedido si Jesucristo hubiera muerto ahorcado o en la silla eléctrica? Tendríamos que ver nuestros ayuntamientos, plazas y colegios laicos presididos por una horca. O por una silla eléctrica. Bonito panorama.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Crisis, patatas, huevos rotos y tortilla

En este año de crisis, el número de españoles cuyo patrimonio supera el millón de dólares ha crecido un 12%. Cuando estalló la crisis, uno ya dijo en los bares que esto era una gran mentira, que no había menos patatas en la tierra ni las vacas daban menos leche ni el agua había huido por los sumideros del Guadiana. Hay las mismas patatas, lo que sucede es que ahora unos tienen muchas más patatas y otros tenemos muchas menos patatas. Y, lo peor, es que los que tienen más patatas le han dicho a los que tienen menos patatas que, para ahorrar, se las coman con monda, que hay crisis.
De esta crisis la historia de la economía sacará una gran lección: por vez casi primera, no es una catástrofe natural la que se hace capaz de hundir un país y un modo de vida. Ésta ha sido una catástrofe artificial en la que unos pocos ricos se han quedado con casi todas las patatas. Claro, con tanta patata en manos de tantos ricos, con lo que le gusta a los ricos la tortilla española, ha habido que romper muchos huevos. Cosas de la crisis. Y los huevos rotos han tenido que ser, precisamente y como siempre, los nuestros.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La hipertensión se cura follando

Dice Luis Inácio Lula da Silva que para prevenir la hipertensión hace falta follar cinco veces al día, como hace él. Años llevaba esperando que un miembro –nunca mejor dicho- de la clase política internacional o nacional o municipal o de la comunidad de vecinos ofreciera a la ciudadanía un discurso bien trazado, exacto, que ataque la raíz del problema y se convierta, cual pato en cisne, en esperanza.
La hipertensión es una de las peores cosas que te puede pasar y follar es una de las mejores. Yo ya me barruntaba que Lula era un gran estadista. Generalmente, cuando un político o dictador o concejal abre la boca es para ofrecer perlas del estilo “hay que apretarse el cinturón ante la caída de los mercados”, “los jubilados deben agarrarse fuerte los machos con la rebaja de las pensiones”, “los parados, lo que tienen que hacer, es trabajar más”, “urge que el pueblo sea consciente de la imposibilidad de continuar con este ritmo de vida propio de un banquero” y en este plan.
El nuevo rojerío, encarnado por Lula más que por nadie, ofrece un atisbo para la esperanza al sufrido y enculado contribuyente: “De ésta sólo salimos follando más”, nos viene a decir con finura y elocuencia el presidente brasileiro.
Por supuesto, los neoliberales, con Esperanza Aguirre al frente, no estarán de acuerdo ni con Lula ni conmigo. Follar no es bueno para los mercados, porque no he conocido a nadie capaz de follar y consumir al mismo tiempo, y los parados ya sabemos que de ésta sólo se sale consumiendo, gastando el dinero que no tenemos, dilapidando en Zara nuestras ganas de vivir desnudos.
Pero las grandes revoluciones nunca han sido entendidas a la primera. Que se lo pregunten a Galileo. Y lo de Lula no se va a entender nada bien en los mercados internacionales, en el Ibex 35 ni en las agencias de rating. No veo yo a MAFO follando cinco veces al día para sacarnos de la crisis, como tampoco lo vi jamás advirtiendo de los agujeros negros que nos iba dejando la banca en nuestro nada sagrado antifonario, cual era su deber.
De aquella falta de polvos vienen estos lodos.
Los que hemos follado alguna vez lo sabemos. Lula lo sabe. El inconsciente colectivo lo sabe. Adán y Eva lo supieron. Casanova lo convirtió en apostolado. Hay que follar. Follar sin parar. Follar sin tregua. Contra la crisis. Contra el odio. Contra la guerra. Contra la mentira, la estulticia y la delación. Contra la delación, felación. Follar. Follar. Follar. Follar.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El PSOE es ya el POE

Por cierto, hablando de fútbol. Hoy también han perdido su partido los trabajadores, pero estos por goleada. Hoy se ha abaratado el despido. ¿Cuando se atreverá el PSOE a quitarse la máscara de su “S” socialista? Quedaría POE. Un cuento de miedo.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized